Este Puente de Diciembre, merece la pena organizar una ruta para disfrutar de los mejores paisajes y ciudades de España y Europa, utilizando el coche como medio de desplazamiento. Viajar a tu ritmo y sin horarios es un placer.
Para disfrutar de cultura, del arte, de la naturaleza, de los mercadillos de Navidad, de la gastronomía, de la gente, con niños… Para todos los gustos. Aquí van algunas ideas para que elijas tu escapada perfecta. En coche o en Avión y coche como prefieras.
Sube al coche: ¡vamos de ruta para ver algunos de las ciudades y paisajes más espectaculares de España y Europa!

 

Cuenca y el Nacimiento del Río Cuervo

Cuenca, una de las ciudades más bonitas de España, se asienta sobre un accidentado paisaje en la confluencia del río Júcar y Ahuecar. Inicio de nuestra ruta que nos llevará hasta el nacimiento del río Cuervo, un impresionante paraje con un espectacular encanto, en el que las aguas se precipitan por cornisas creando un paisaje que cautiva a los viajeros.
Ver esta ruta

 

Carcasona y los castillos cátaros

Antiguas fortalezas, abadías y ciudades fortificadas invitan al ensueño. La ruta por tierras cátaras recorre un territorio de campos de viñas y de girasoles, y pequeñas villas al pie de solemnes fortalezas que hoy invitan al ensueño y sirven de hilo conductor para viajar por esta bella región bendecida por la naturaleza.
Ver esta ruta

 

Ruta del Califato

De Córdoba a Granada, las tierras andaluzas esconden caprichosos pueblos que custodian algunos de los más preciados tesoros de la magnífica cultura mora. A sus alrededores, la magia nos recuerdan porqué los árabes eligieron estas tierras para quedarse durante casi ocho siglos.
Ver esta ruta

 

Hacia La Alpujarra, Un destino de altura

Desde las cumbres del Parque Nacional a los pueblos de la Alpujarra entre cortijos y olivares, esta ruta hilvana magníficos espacios naturales como la sierra Subbética o Sierra Nevada, pueblos blancos cuyas lindas casas encaladas hablan de su rico pasado árabe, carreteras serpenteantes, preciosos valles, torrentes y desfiladeros y una gastronomía excepcional.
Ver esta ruta

 

Nápoles y la Costa Amalfitana

Muy cerca de Nápoles y de la mítica Pompeya, se sitúa la conocida como Costa Amalfitana, un pedazo de paraíso a orillas del Mediterráneo, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Esta deliciosa ruta despacha uno de los tramos costeros más soberbios de la Europa mediterránea.
Ver esta ruta

 

Alsacia, castillos y pueblos de leyenda

En el corazón de Europa, la romántica Alsacia esconde viñedos, castillos medievales y pueblos de patrimonio excepcional, que adornan una tierra verde entre la cordillera de los Vosgos y las aguas del Rin. Estrasburgo, la capital, es el mejor punto de partida para descubrir su herencia medieval. En las semanas de adviento los barrios medievales del casco histórico de Colmar y Estrasburgo se adornan e iluminan con sus mercadillos navideños donde se instalan cuentacuentos, conciertos, artesanía, degustaciones .. puro romanticismo.
Ver esta ruta

 

La ribera Suiza del Lago Lemán

Suiza guarda uno de sus enclaves más idílicos en el lago Lemán, un pequeño mar interior enclavado al pie de los Alpes. Las ciudades de Ginebra y Montreux delimitan el viaje que recorre la ribera norte por una sucesión de postales idílicas. Animadas ciudades universitarias como Lausana, terrazas de viñedos como el de Lavaux – declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco -, castillos medievales como el de Chillon, montañas con restaurantes panorámicos en sus cumbres.. Así es fácil entender por qué la ribera suiza del Lago Lemán fascina a quien la visita.
Ver esta ruta

 

El corazón de la Toscana

Un viaje al Renacimiento a través de paisajes de ensueño, en el que hay que detenerse en románticos pueblecitos de piedra salpicados de viñedos y olivos y bellas obras de arte y dejarse llevar por la belleza de esta tierra. La Toscana concentra lo mejor de Italia en un difícil equilibrio entre la mesura y la exageración, a lo largo de esta ruta entre Pisa y Siena. Los deliciosos campos del Chianti producen, además, algunos de los mejores vinos del país. La Toscana es la tierra del buen vivir y quien viaja a esta preciosa región italiana siempre repite. Claro que la Toscana parte con ventaja, puesto que en esta tierra de suaves colinas y lánguidos atardeceres nacieron Miguel Ángel, Leonardo da Vinci y Brunelleschi.
Ver esta ruta

 

Valle del Loira, castillos de fantasía

Declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, el valle del Loira reúne decenas de castillos suntuosos y espectaculares que recuerdan el lujo palaciego de la Historia de Francia. Encaramados en lo alto de una colina, ocultos entre la maleza del bosque, en las calles de sus ciudades aristocráticas o rodeados de bellos jardines, estas fortalezas surgidas del apogeo renacentista sumergen al viajero en un mundo de intrigas cortesanas, de noches de poesía y fiesta con tañido de mandolina. Uno de ellos, el de Cheverny, inspiró a Hergé en la creación del castillo de Moulinsart, hogar de Tintín y sus inseparables compañeros
Ver esta ruta

 

Oporto y el Valle del Duero

El valle del Douro, Patrimonio de la Humanidad, es un lugar encantado para descubrir en pareja. Desde la ciudad de Oporto, la cultura del vino impregna viejas tradiciones y explican la simbiosis del río, la tierra y el vino. Las tierras que atraviesa el río ibérico son dominio de millones de vides que puntean el paisaje.. Oporto, la ciudad en la que desemboca, también Patrimonio Mundial, es visita más que obligada. La ciudad y el valle por el que discurre el río, protagonizan uno de los paisajes más hermosos del norte de Portugal. Tras el viaje, una buena copa en la intimidad nos desvelará los secretos del mejor vino de Oporto.
Ver esta ruta