La región del lago Lemán ofrece al visitante, además de preciosas excursiones por el lago, numerosas opciones de deporte y aventura. Destaca entre ellas, por su singularidad, el Alpine Coaster: la pista para trineos sobre raíles más alta del mundo.

En lo alto de los Alpes, a 2.971 metros de altura, una increíble pista de trineos sobre raíles espera a los más valientes y a todos los que tengan ganas de pasar un buen rato. Mide un kilómetro y se recorre en dos inolvidables minutos. A una velocidad de 40 kilómetros por hora, la adrenalina corre entre curvas vertiginosas, un trompo de 520º y numerosos saltos y puentes.

Esta fabulosa atracción, abierta entre los meses abril y septiembre, no es la única diversión veraniega de estos hermosos parajes de montaña. Forma parte de los atractivos de la estación de Glacier 3000, en la que durante los meses de verano se puede practicar barranquismo, hidrospeed, ala delta, motociclismo de montaña y tirolinas. Los amantes de la naturaleza y el senderismo también disfrutarán con los 250 kilómetros de caminos señalizados y las numerosas vías ferratas.

Y para descansar de tanta aventura se puede visitar el Museo del Vino de Aigle, la mina de sal de Bex o asistir a la noche de los diablos en Les Diablerets, una gran fiesta de verano con numerosos espectáculos y música.