Trece localidades de las regiones de Salzburgo, Tirol y Alta Austria se unen este año en una sinfonía de actividades culturales y conmemorativas con motivo del doscientos aniversario de Noche de Paz. El 24 de diciembre de 1818, Joseph Mohr y Franz Xaver Gruber cantaron por primera vez, en Oberndorf bei Salzburg, este célebre villancico cuyo título original es ‘Stille Nacht’. Hoy, cada año, llegada la Navidad, 2.000 millones de personas la entonan en más de 300 idiomas en todo el mundo.
Comenzamos esta ruta por Salzburgo, lugar de nacimiento de Mohr quien, a través de los versos de su poema se propuso narrar la historia de la Navidad. Gruber, maestro organista, natural de la Alta Austria, fue el encargado de ponerles melodía y música. En Salzburgo nació también el mismísimo Wolfgang Amadeus Mozart. Por ello, la ciudad es sinónimo de música, cultura y de festivales mundialmente famosos. Si unimos música, cultura y Noche de Paz dibujaremos la estampa típica de Salzburgo al llegar el Adviento, cuando sus plazas se inundan de mercadillos.

 


Este año, Salzburgo se llena de un encanto especial gracias a diferentes actividades y visitas temáticas guiadas con Noche de Paz como protagonista. En nueve localidades y museos dedicados al villancico, entre ellos el de Salzburgo, se podrá visitar la exposición Stille Nacht 200, del 29 de septiembre de 2018 al 2 de febrero de 2019.
Seguir los pasos de Mohr por Salzburgo nos conducirá hasta la fortaleza Hohensalzburg, que preside majestuosa la ciudad desde el monte Festungsberg. Se trata del mayor castillo totalmente conservado de Europa Central, al que podemos acceder mediante un práctico tren de cremallera. Otras de las joyas de Salzburgo son el palacio de Mirabell, construido a partir de 1606 por el príncipe-arzobispo Wolf Dietrich, y los bellos jardines barrocos del mismo nombre. El palacio alberga la Sala de Mármol, en la que ya tocó Mozart. Al sur de Salzburgo se levanta el palacio de Hellbrunn, uno de los edificios más ostentosos del Renacimiento tardío.

 

Mohr comenzó su carrera profesional en Mariapfarr, un pequeño municipio de Lungau. Es otro de los paraísos naturales de la zona, remanso de paz y tranquilidad, que sirvió de inspiración para que el autor escribiera las maravillosas seis estrofas que forman Noche de Paz. Hintersee fue la primera parroquia en la que Mohr ofició como primer sacerdote y administrador. Aquí podemos encontrar un museo de Noche de Paz, una capilla y una ruta temática. El sacerdote pasó la última etapa de su vida en Wagrain, localidad en la que está enterrado.

 


Gruber nació en Hochburg-Ach, que llama la atención por su museo y una ruta de la paz de dedicada al propio autor, y cursó sus estudios en Ried im Innkreis. Este lugar destaca por el belén que se coloca en el Museo Innviertler Volkskundehaus. Arnsdorf también merece una visita: es la localidad en la que vivió el maestro organista. Cuenta con un museo dedicado a la célebre pieza y un santuario.
Gruber pasó sus últimos años en Hallein, lugar donde está enterrado. Por ello, aquí son tradicionales los denominados Cánticos en la tumba de Gruber. Y sí, por supuesto, también en este lugar hay un pequeño museo dedicado a Noche de Paz que, actualmente, se está reformando.

 


En Steyr se conserva la letra de ‘Stille Nacht’ más antigua, que nos transporta dos siglos atrás. Con motivo de este doscientos aniversario, se exhibe una réplica en el Museo de Navidad Weihnachtsmuseum. Podemos decir que en Oberndorf empezó todo, puesto que aquí se interpretó por primera vez, en la iglesia de San Nicolás, este villancico considerado Patrimonio de la Humanidad. La capilla Memorial Noche de Paz y un museo recuerdan la historia del villancico.

Difusión de Noche de Paz

Junto con los cantantes de la familia Rainer, originarios del valle Zillertal, los hermanos Strasser fueron los responsables de que el villancico se hiciera famoso a escala internacional, puesto que viajaron por toda Europa interpretándolo. Fügen es la localidad en la que nació Carl Mauracher, quien pasó una copia de la famosa partitura a la familia Rainer.

 


Ludwig Rainer es originario de esta región, conocida por el lago Achensee, el mayor de Tirol con más de seis kilómetros cuadrados de superficie. Con apariencia de fiordo, se muestra como una lámina verde esmeralda en la que es posible practicar deportes acuáticos y disfrutar de bellos balnearios en Eben y Pertisau. No hay que perder de vista que las trece localidades de Noche de Paz se encuentran en todo un paraíso natural que nos regala bellos paisajes de alta montaña. A 98 kilómetros al este de Innsbruck contamos con las impresionantes cascadas de Krimml, las más altas de Europa, en el Parque Nacional Hohe Tauern. Salzkammergut, conocida como la región de los lagos, nos ofrece una colección de láminas de agua cristalina rodeadas de montañas, que nos regalan estampas sacadas de cuentos de hadas.
Reserva ahora la ruta Austria, 200 años de Noche de Paz al mejor precio. Ver la ruta