Variada como pocas, la región alemana de Renania-Palatinado te seducirá con sus impresionantes castillos, sus inmensas fortificaciones medievales, sus acogedores y floreados pueblos, la belleza de su paisaje surcado por grandes ríos y sus bucólicos campos de viñedos.

Los amantes de la naturaleza, la historia y la buena mesa tienen una cita ineludible con esta bella región del suroeste de Alemania. Conocida sobre todo por el magnífico valle del Rin, la región ofrece un patrimonio natural y gastronómico envidiable.

Para disfrutar de las bellas construcciones erigidas a orillas del río Rin, uno de los más importantes del continente europeo, nada como subirse a uno de los muchos barcos de la compañía Bingen-Rüdesheimer y disfrutar del reflejo de los imponentes castillos en el agua. Podrás contemplar el de Marksburg, que señorea la región desde lo alto de una verde colina, imbatible e invencible. Junto al río Mosela admirarás, tras cruzar el romántico puente que conduce a la entrada, el castillo de Burg Eltz, rodeado de frondosos bosques con los que evocarás los mejores cuentos de hadas.

La región de Hunsrück es idónea para familias y para amantes de las actividades al aire libre. Vale la pena tener en cuenta que con la tarjeta FreizeitCARD tendrás entrada gratuita a las más bonitas atracciones de Renania-Palatinado.

Una de las mejores formas de conocer a fondo la región es recorrer los tradicionales pueblos con sus callejuelas y sus lindas casas decoradas con entramado de madera, como Neustadt an der Weinstrasse, Cochem, Boppard o Bernkastel-Kues. Entre ellos, el camino se convierte en una experiencia de relax al contemplar los campos de viñas, de donde salen caldos tan prestigiosos como los de Mosela.