Aubusson, la capital de los tapices

Aubusson, la Capital de los tapices, es una bonita población de poco más de cuatro mil habitantes que se halla en el punto de encuentro de varios ríos, en el cruce del valle del Creuse y de los valles del Beauze, del Fôt y del Ouchette. Está rodeada por varias pequeñas colinas desde las que, si os animáis a subir, tendréis buenas vistas sobre el paisaje y la ciudad. Pasear por el barrio de la Terrade, con su viejo puente de piedra que atraviesa el Creuse y sus bonitas casas colgadas al borde del agua es una experiencia de lo más placentera y relajante.

Además de conocer esta pequeña población, la visita que os proponemos gira en torno a su savoir faire particular: la tapicería. A lo largo del día conoceréis el fino trabajo de los lizadores, los arpistas, como los llamaba Jean Cocteau. Estos delicados artesanos utilizan telares horizontales, denominados de lizo bajo, en los que el tejido se realiza en el revés de la futura tapicería. Ellos son los encargados de plasmar la obra del pintor que ha creado la escena como traductores textiles que pasan de pintura a fibras y colores. Entre los renombrados pintores que han trabajado en Aubusson destacan Braque, Picasso, Le Corbusier, Léger, Cocteau, Calder o Kandinsky, entre otros muchos.

Tan especial es este oficio que la Unesco lo ha incluido en su listado de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y es que el tapiz de Aubusson es célebre por su calidad y por la complejidad de su fabricación, pues el proceso comprende no solo una técnica muy compleja, sino además la intervención de numerosos artesanos de una serie de oficios diversos. A lo largo del día tendréis la ocasión de aprender los secretos de su elaboración, pues Aubusson es el único lugar del mundo donde coinciden todos los artesanos necesarios para la fabricación de un tapiz. Aquí se encuentra desde el productor de lana hasta el vendedor, pasando por el que tiñe la lana de forma artesanal, el especialista en pintura de cartones o el montador de lizos.

La tapicería artesanal de Aubusson es un arte tradicional con seis siglos de historia que consiste en tejer una imagen para fabricar sobre todo colgaduras murales de grandes dimensiones, pero también alfombras y tapicerías. Es un arte que exige una técnica muy precisa y mucho tiempo, por lo que supone un coste elevado.

Visitas en torno a la tapicería :

La Cité internationale de la tapisserie de Aubusson: Interesantísimo complejo compuesto por un museo, una plataforma de creación contemporánea, un centro de recursos y diversos talleres, que fue creado tras la declaración de la Unesco de las técnicas y especialidades de la tapicería de Aubusson como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La colección permanente cuenta con cerca de 330 tapices murales, 15.000 obras gráficas y unas 50 piezas de mobiliario y se expone en tres espacios: Tapicerías del mundo, Las manos de Aubusson y La nave de las tinturas. La presentación es muy original ya que se inspira en las técnicas del decorado teatral. El recorrido culmina en una sala dedicada a las obras contemporáneas con una exposición que es renovada constantemente.

Musée du Carton de Tapisserie : Tras visitar la Ciudad Internacional de la Tapicería, recorred el río por la orilla occidental hacia el norte para llegar a otro centro imprescindible relacionado con el savoir faire de la tapicería. En una bella casa del siglo XVII, completamente restaurada, a orillas del río podréis contemplar modelos originales de los cartones a partir de los cuales se elaboran los tapices. Los cartones son los modelos o patrones que sirven para ejecutar una tapicería y suelen ser óleos, guaches o telas. Entre otros podréis ver cartones de grandes pintores clásicos como Boucher, Watteau, Oudry o Fragonard.

Atelier de la lune: La joven Nadia Petkovic es una apasionada que ha cambiado de trabajo para convertirse en lizadora. Teje a medida y bajo demanda en función del proyecto deseado. Muestra su taller bajo cita previa.

Filature Terrade : Esta hilandería inaugurada en 1910 se encuentra en Felletin, a diez kilómetros de Aubusson. Se encarga de la fabricación de las lanas ejecutando todos los procesos como el cardado, el hilado, el devanado y el tinte. Es una de las últimas empresas artesanales de Francia que transforma la lana en hilos y está especializada en encargos a medida.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Aceptar
x