Paseo por los viñedos y la vanguardia riojanos.
Entre Álava y La Rioja, las viñas cubren un suelo famoso por sus caldos. Ahora, arquitectos de vanguardia como Gehry, Calatrava, Hadid, Aspiazu o Mazières, han fundido la arquitectura del siglo XXI en las bodegas centenarias, añadiendo otro aliciente a una región llena de atractivos. Como contrapunto pequeños y grandes monasterios, como Yuso y Suso o Santa María la Real de Nájera, todos ellos repletos de historias, guardan en sus muros antiguos secretos de una vida llena de avatares y de historia. Esta ruta por la Rioja Alavesa hay que descubrirla.

 



La Rioja ofrece alicientes para todos los públicos. Un recorrido por las bodegas más famosas de la región, muchas de ellas de diseño, puede significar unas vacaciones románticas para aquellas parejas interesadas tanto en una buena mesa, como en el arte vanguardista o en la novedosa “vinoterapia”. Los amantes de la historia y del arte religioso encontrarán estímulos añadidos, ya que cerca de Logroño se hallan los monasterios de Santa María la Real, Santo Domingo de la Calzada y San Millán de la Cogolla.

 



Esta ruta es un recorrido por el pasado, presente y futuro del vino de Rioja, nos invita a conocer el origen del vino, la magia de las bodegas subterráneas donde madura, y el encanto de las Casas que lo producen. Esta ruta permite combinar el clásico turismo cultural y paisajístico con el disfrute y el acercamiento al mundo del vino. Logroño combina edificios neoclásicos con obras modernas, como el Ayuntamiento, diseñado por Rafael Moneo. Moderna ciudad de amplios bulevares, en la fértil llanura que la envuelve, además de vides cultivan verduras de excelente calidad, que aseguran una magnífica gastronomía. En su bonito casco antiguo destaca la catedral, la Iglesia de Santiago el Real, y. las calles Laurel y San Juan, donde se aglutinan tascas y mesones que ofrecen barras rebosantes de pinchos y tapas, acompañadas de buenos vinos riojanos.

 



Desde la capital de La Rioja se entra en Álava para recorrer las bodegas de Elciego, donde Frank Gehry ha dejado su huella en Marqués de Riscal; Laguardia, con la bodega Ysios, de Santiago Calatrava, o la de Viña Real, de Phillipe Mazières, pero también con sus bodegas subterráneas situadas bajo su conjunto urbano de trazado medieval y el Centro Temático del vino Villa Lucía; Samaniego, con el sello de Iñaki Aspiazu en las bodegas Baigorri, y Haro, ya de nuevo en La Rioja, donde la arquitecta iraquí Zaha Hadid ha remodelado López de Heredia Viña Tondonia.

 



La ruta quedará completa con las visitas a Santo Domingo de la Calzada; Nájera, importante etapa jacobea, y San Millán de la Cogolla, donde la lengua española dejó constancia de sus inicios. Los Monasterios de Suso y Yuso, situados muy cerca el uno del otro, tienen gran importancia histórica: en ellos se escribieron los testimonios más antiguos en lengua castellana, en unas glosas en las que también aparecen anotaciones en vasco. El monasterio de Suso, laberíntico, cuenta con dos naves y tres estilos, visigótico, mozárabe y románico. El de Yuso, de planta renacentista, guarda en arquetas de plata con bajorrelieves de marfil los restos de san Millán y san Felices de Bilibio.
Sus prestigiosos vinos y la historia que se ha escrito en sus monasterios han hecho de esta tierra un país de marca.

No te pierdas nuestra ruta en coche por La Rioja. Entra ahora y resérvala al mejor precio. Ver la ruta