Viajar es disfrutar y divertirse, y viajar también es ver cosas nuevas, aprender. Y esta ruta en coche por Nueva Aquitania es una perfecta combinación entre ambas opciones. Por un lado admiraremos bellos paisajes de la campiña francesa, visitaremos agradables pueblos y saborearemos su rica gastronomía, mientras que por el otro veremos de cerca el trabajo de sus más afamados artesanos, aprendiendo los entresijos de sus oficios.

 

La ruta comienza en Burdeos, capital de la región de Nueva Aquitania famosa por la calidad de sus vinos, por sus numerosos edificios históricos y por su abundante oferta cultural. También visitaremos Cognac, una aristocrática ciudad conocida mundialmente por el sublime aguardiente que allí se elabora, calificado por Victor Hugo como licor de los dioses, y del que podremos conocer todos sus secretos de elaboración. En Angoulême nos encontraremos con una curiosa sorpresa, diferente a todo lo que veremos en el viaje, pues varias paredes medianeras y fachadas de sus casas están decoradas con escenas de cómics, cosa que le da un aire festivo y desenfadado a la localidad. También hay un interesante Centro Nacional, un museo y un festival en mayo, los tres dedicados al mundo del cómic.

 

Y como hemos dicho al principio, en nuestra ruta nos acercaremos a ver el trabajo de diferentes artesanos que siguen tradiciones centenarias. En Les Frères Moine en Chassors descubriremos un oficio muy ligado al coñac, el de tonelero. En Limoges admiraremos el meticuloso trabajo de los artesanos de la porcelana, pues la que se elabora aquí tiene fama mundial. En la encantadora localidad de Aubusson nos asombraremos ante sus magníficos tapices, elaborados por varios artesanos especializados en diferentes partes del complejo proceso.

 

Siguiendo con la ruta para conocer el saber hacer de sus maestros artesanos, en Nontron podremos ver el trabajo en cuero manufacturando sillas de montar, la elaboración de cuchillos o la fabricación artesanal de bellos zapatos hechos a medida. Además, en Nontron se halla el Centro Experimental de Artes y Oficios, dedicado a promover a los artesanos de la zona.
Pero esta también es una ruta para los amantes del buen comer y del buen beber, pues si en Francia la gastronomía es especialmente rica y variada, en Nueva Aquitania lo es todavía más. Diversas especialidades a base de aves de corral como el magret de canard o el foie gras, pescados y mariscos como las angulas y las ostras de Arcachon o sabrosos postres, como la tourtière o el flognarde, sin olvidar delicias líquidas como el coñac, el armañac, el licor Pineau des Charentes y los vinos de Burdeos y los del Jurançon, nos harán el viaje aún más agradable.

La ruta del saber hacer de Nueva Aquitania es un fascinante recorrido que aúna el disfrute de la belleza de sus paisajes y de sus tesoros arquitectónicos con la admiración por el trabajo de sus más afamados artesanos. Descubriremos los secretos de la elaboración del vino, del coñac, de la porcelana, de los toneles, de los tapices, del cuero e incluso de la cuchillería. ¡ No te la pierdas ¡
Ver La ruta del Saber Hacer en Nueva Aquitania.