Situada a orillas de uno de los grandes lagos suizos y rodeada por las cumbres nevadas de los Alpes, Zúrich proyecta perfectamente la imagen más idílica de la Navidad. A ello contribuyen, además, los conciertos y espectáculos de Adviento, la magia de los románticos mercadillos navideños, las calles y plazas llenas de gente, de música, de luz, de color y del aroma de canela y vino caliente con especias. Pero la Navidad en Zúrich es también la elegancia y el ambiente que se vive en sus grandes avenidas comerciales, donde ir de compras se convierte en una experiencia inolvidable.

 

La atmósfera de la Navidad se muestra auténtica paseando por Altstadt, el Zúrich más antiguo, donde se halla la catedral románica, mandada construir por el mismísimo Carlomagno. Desde aquí iniciamos un agradable paseo que nos conducirá a la Augustinergasse, la calle más colorida de la ciudad, y Bahnhofstrasse, un bulevar que adquiere en esta época un calor especial gracias a sus luces de colores, que crean una atmósfera de fantasía acentuada por los escaparates de las boutiques, que lo convierten en una de las arterias comerciales más atractivas de Europa, ¡Todo elegancia y glamur!

 


Nos dirigiremos después hacia la plaza de St. Peterhofsatt y la iglesia de Fraumünster, con su afilado campanario. Cerca de ella se instala el mercadillo de Münsterhof, en el que además del regalo de Navidad perfecto también podrás encontrar moda, perfumes, deliciosos dulces e incluso juguetes. Mucho más antiguo y romántico es el mercadillo que se ubica en el barrio de Niederdorf (del 22 de noviembre al 23 de diciembre): pura tradición y espíritu navideño entre las callejas del casco antiguo. !

 

Pero el mercadillo más conocido de Zúrich es el Christkindlimarkt (del 23 de noviembre al 24 de diciembre), que se instala en la fascinante estación Central (construida en 1871) y presume de ser ¡el mercadillo navideño cubierto más grande de Europa! A salvo, pues, de los rigores del invierno, en él pueden visitarse hasta 160 casetas y quedarse boquiabierto ante el inmenso árbol de Navidad, de 16 metros de altura, decorado con 7.000 cristales de Swarovski. Cuesta imaginarlo. !

 

A poca distancia, en el mercadillo de Werdmühleplatz (del 22 de noviembre al 23 de diciembre) nos espera el Singing Christmas Tree, un enorme escenario para conciertos con forma de árbol de Navidad donde pararse a disfrutar de los mejores coros de la región, que interpretan clásicos navideños.
Aunque para mercado original, el Wienachtsdorf (“pueblecito navideño”) (del 22 de noviembre al 23 de diciembre), junto a la Ópera, en el que se pueden adquirir artículos de diseño elaborados en la ciudad partiendo del denominado upcycling design, es decir, productos únicos e inimitables fabricados a partir de materiales reutilizados. ¡Encontrarás lo más insospechado! !

 

En el patio de Museo Nacional te aguarda una sorpresa fascinante: el Illuminarium, que te sumergirá en un paraíso invernal de luz. Se trata de un espectáculo de luces y música que gira en torno al personaje de fábula Yuki. En la zona de acceso gratuito podrás disfrutar degustando un vino caliente con especias o un ponche acompañado de música y de una iluminación mágica.
Aún hay más. No pierdas la oportunidad de subir al Uetliberg, un espectacular mirador que ofrece una estampa incomparable sobre Zúrich y su lago. Como tampoco de ir al Circo Conelli que, situado junto al río Limmat, ofrece en estas fechas un espectáculo sorprendente: la emoción del circo sumada a la magia de la Navidad. !

 

Más allá de Zúrich

No muy lejos de Zúrich, Rapperswil-Jona, conocida como la ciudad de las rosas, acoge el Christkindlimärt (del 14 al 16 y del 18 al 23 de diciembre), uno de los mercados navideños más grandes de Suiza, con una oferta casi infinita y un ambiente mágico que se extiende por su casco histórico medieval y por el castillo que domina la ciudad; desde lo alto se obtiene una fabulosa panorámica de los Glarner Alpen y el Oberland de Zúrich.
A apenas dieciséis kilómetros, en Einsiedeln, nos espera uno de los centros de peregrinación católica más importantes de Europa, que custodia la imagen de la Virgen más venerada en Suiza. Frente a este monasterio benedictino se instala el mercado navideño (del 1 al 9 de diciembre) y el Diorama Bethlehem, el belén más grande del mundo, con ¡más de 450 figuras talladas a mano!
Y finalmente, no deberíamos perdernos Winterthur, a 22 kilómetros de Zúrich, cuyo mercadillo, el Wiehnachts Märt (del 30 de noviembre al 23 de diciembre), en el casco antiguo, es para muchos uno de los más bonitos y animados de Suiza, ya que su centenar de casetas de madera compiten por presumir de ser la más bella. !
La cosmopolita ciudad de Zúrich es simplemente única en Navidad. Descúbrela con nuestra propuesta recomendada y ¡disfrútala!: Ver la ruta .