Cumbres alpinas de más de 2.000 metros, lagos de aguas cristalinas, pequeños pueblos formados por viejas granjas y un colorido folclore es solo un breve resumen de lo que encontraremos en nuestra ruta en coche por el Tirol.

Para empezar a saborear el itinerario partimos de Salzburgo, una joya del barroco bañada por el río Salzach y mecida por la música del omnipresente Mozart, su hijo más ilustre. A continuación nos daremos un baño de espectacular naturaleza, pues en Zell am See podrás experimentar la increíble sensación de deslizarte por la nieve mientras el cálido sol de agosto acaricia tu piel. Tras el esfuerzo, nada como una tradicional cerveza local en el bucólico pueblo de Mittersill, una visita a las majestuosas cataratas de Krimml y un sueño reparador en la bella localidad de Kitzbühel.

Es muy probable que los espléndidos paisajes montañosos por los que vamos a conducir nos resulten familiares pues, debido a su belleza, han sido utilizados en múltiples ocasiones para pósters, postales y como escenario de películas y anuncios.

En medio de este paraíso verde rodeado de montañas encontramos Innsbruck, la capital del Tirol. Su catedral, Dom St. Jakob, es probablemente la más bella de las iglesias barrocas de la región, y el impresionante monumento funerario dedicado a Maximiliano I, rodeado por 28 colosales estatuas de bronce, está considerado como la obra más importante del renacimiento alemán. Desde lo alto de la Torre de la Ciudad (Stadtturm) tenemos una excelente perspectiva del Goldenes Dachl, el famoso Tejado de Oro, que se ha convertido en símbolo de Innsbruck, y de los relieves y escudos de armas que decoran su balcón.

No olvides que el Tirol, en el corazón de los Alpes, parece especialmente diseñado para la práctica de deportes de montaña en un marco especialmente bello. Tanto en verano como en invierno podrás emprender la actividad que más te guste y en unas condiciones excepcionales: bicicleta de montaña, esquí, piragüismo, alpinismo o senderismo son solo algunas opciones.

Si te gustan los objetos decorativos de Swarovski, no puedes perderte el fascinante museo Mundos de Cristal de Swarovski, que se inauguró en el año 1985 con motivo del centenario de la empresa. Decir que parece el decorado de un cuento de hadas es quedarse muy corto.

Nuestra ruta Tirol, el sueño de los Alpes te permitirá conocer tanto la capital de la región como algunos de sus más fascinantes escenarios naturales.