Historia milenaria y espíritu moderno, Cataluña es el destino ideal para vivir experiencias únicas. Gracias a su ubicación estratégica al noreste de la península Ibérica, disfrutaremos de la esencia mediterránea de sus playas y de sus pueblos de pescadores; de los picos escarpados del Pirineo y de la tradición de históricas ciudades como la romana Tarragona, la Girona medieval y la cosmopolita Barcelona, sin olvidar su riquísima gastronomía mediterránea y su estilo «mar i muntanya».

 

Nuestra primera parada será la ciudad de los romanos: Tarragona, que entre los años 26 y 25 a. C. fue la capital de la Hispania Tarraconensis. Su joya más preciada, el anfiteatro, se levanta a orillas del mar, imponente, desde donde nos deleita con unas puestas de sol antológicas. En ese mismo lugar, haremos un viaje en el tiempo para revivir una lucha de gladiadores. Preparemos las cámaras, porque será épico.

 

A tiro de piedra se encuentra Port Aventura, nuestro siguiente destino. En este parque, la diversión está asegurada para los más pequeños de la casa y los jóvenes de espíritu, con atracciones que se renuevan cada año.

 

Cataluña tiene un legado arquitectónico medieval espectacular; si avanzamos 45 minutos más llegaremos al Real Monasterio de Santa Maria de Poblet, el mayor cenobio de la orden del cisterciense habitado en Europa, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por lo que es una visita obligada. Panteón de reyes, hemos de esperar al atardecer para disfrutar del canto gregoriano de su comunidad religiosa y de la observación de su cielo estrellado al caer la noche, uno de los más limpios de Cataluña.

 

Nuestro siguiente destino es el monasterio y la montaña de Montserrat. Hay que subir hasta el santuario para visitar a su virgen negra, la Moreneta, patrona de Cataluña. Las montañas que la acogen y que forman parte del parque natural, tienen una forma bastante particular. Cientos de senderistas y escaladores las visitan cada año para vibrar con las panorámicas que se extienden a sus pies, entre las que se distinguen los viñedos que producen uno de los mejores vinos de España y el afamado cava catalán. El enoturismo está de moda en Cataluña.

 

Las callejuelas medievales del Barrio Gótico, el Born y el Raval nos darán la bienvenida a Barcelona, una de las ciudades más cosmopolitas del Mediterráneo. Recorrerla a pie será nuestra mejor opción para descubrir más de diez monumentos modernistas del genio creador Antoni Gaudí, entre los que sobresale la Sagrada Familia. Y, después de la caminata, podremos descansar en lo alto del Tibidabo o Montjuïc mientras nos deleitamos con las mejores vistas de la ciudad.

 

Seguiremos nuestro recorrido hasta la Costa Brava, tierra de pueblecitos pesqueros, aguas transparentes rodeadas de pinares, naturaleza excepcional y preciosas calas. Aquí también mimaremos nuestro paladar con la cocina ampurdanesa y un cremat de rom. Pero eso no es todo, porque nos dejaremos enamorar por los mismos pueblos y paisajes que vieron nacer al genio surrealista Dalí: Cadaqués, donde podremos darnos un baño rodeados de casitas blancas que se asoman al mar y Port Lligat, un rincón que desde lejos pareciera estar rodeado completamente por tierra, como un lago. También podremos sumergirnos en el mundo imaginativo de este ilustre pintor ampurdanés visitando el Teatre-Museu Dalí de Figueres.

 

Después de sumergirnos en el Mediterráneo, nos embarcaremos en una ruta arqueológica por Girona: la catedral, el casco antiguo, las iglesias, los baños turcos y el Call, el barrio judío mejor conservado de España. Su atractivo es tal que aquí se rodaron algunas escenas de la famosa serie Juego de tronos.
Nuestro camino continúa hasta Besalú, uno de los conjuntos medievales mejor conservados de Cataluña. Varias de sus estructuras son patrimonio arquitectónico, entre ellas el majestuoso puente románico, que da un aire mágico al entrar al casco antiguo. Pero aquí no termina la aventura medieval; aún nos queda por descubrir Castellfollit de la Roca, uno de los pueblos más pequeños de España, cuya silueta se alza sobre un acantilado a casi trescientos metros de altitud. En su interior encontraremos calles estrechas, en su mayoría de rocas volcánicas, y la plaza Josep Pla, un mirador con unas vistas inolvidables. Tampoco podemos perdernos su iglesia y el campanario, ambos con un vistoso aire medieval.

 

A apenas diez kilómetros nos aguarda Olot, donde se encuentra la oficina del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, ya en el Pirineo catalán, Nada mejor que subir a un globo aerostático para dejarnos sorprender por la magia de los cráteres habitados del parque.

 

A continuación, nos adentraremos hacia el oeste hasta llegar a la Val d’Aran, el paraíso de los deportes de aventura. Nos enfundaremos en el neopreno, listos para dominar las aguas bravas del Noguera Pallaresa, o nos aventuraremos por una ruta senderista para atravesar bosques, ríos, prados alpinos o enfilar hacia alguno de los picos más altos.

 

Si continuamos un poco más al sur, llegaremos al Vall de Boí. Ahí nos aguarda el Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que alberga cuatro picos que superan los tres mil metros de altitud y un sinfín de hermosos paisajes, y el patrimonio románico de la Vall de Boí, cuyo conjunto ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. dispone de un centro que ofrece visitas guiadas para descubrir todo su rico conjunto románico. No podremos dejar estas tierras si probar la gastronomía pirenaica, que destaca por ser una cocina de montaña basada en la tradición y los productos de la tierra. Ponemos especial atención en la ternera y el cordero, que se crían en la misma zona y que, sin duda, alegrarán nuestros paladares.

 

Cataluña invita al viajero a recorrer todos sus rincones a sabiendas que, en cada lugar, encontrará una experiencia única. Anímate a descubrir Cataluña, a vivir experiencias únicas entre el mar y la montaña, entre la tradición medieval y la vanguardista, a degustar una exquisita gastronomía que ha alcanzado reconocimiento mundial… ¡ Cataluña lo tiene todo, y más !. ¡No te la pierdas!.
Sigue nuestra ruta recomendada y disfrútala: Ver la ruta...