La ciudad de medieval de Lucerna,  una de las ciudades más bellas de Europa, enmarcada por un impresionante panorama alpino, y asentada a orillas del Lago de los Cuatro Cantones, es punto de partida de excursiones a los puntos culminantes de la Suiza Central, como la que asciende al punto panorámico del glaciar Titlis, una montaña donde puedes disfrutar de la nieve todo el año. 

Desde Lucerna hay que dirigirse hasta Engelberg (a unos 36 km). El coche se puede aparcar en el parking de la salida del telecabina.La cima de Titlis se encuentra a 3.020 metros de altura y para llegar hasta elladebes realizar un impresionante recorrido con telecabina, funicular y teleférico. ¿Sabías que aquí se encuentra el primer teleférico giratorio del mundo? Así es, se llama Titlis Rotair, y en su recorrido, de cinco minutos de duración, la cabina gira lentamente 360 grados sobre su propio eje, proporcionándote espectaculares vistas de los Alpes nevados y del glaciar. También puedes montar en el telesilla del glaciar, el Ice Flyer, para viajar flotando por encima del glaciar del Titlis hasta la pista de trineos del Parque Glaciar. Aquí te espera  pura diversión en la nieve. Con los divertidos trineos podrás deslizarte por una pista preparada. Con el Snowtubing, un enorme neumático de goma, tendrás la sensación de volar sobre la nieve. Ya sea sentando, estirado o de espaldas, te lo pasarás en grande bajando por la pista con forma de curva, especialmente creada para esta diversión. ¡Imprescindible si eres un amante de la nieve!

¡Pero eso no es todo! En el Titlis también encontrarás la Cueva Glacial en medio de los hielos eternos, bañada de tonos azules y fríos, en sus paredes brillan millones de diminutos cristales de hielo que puedes visitar, así como el espectacular puente colgante de mayor altura de Europa situado en la cima de la montaña (Titlis Cliff Walk). 3.041 metros de altitud, 500 metros de precipicio,  un metro de ancho, más de 100 de longitud y 150 pasos donde tu corazón irá a mil por hora. ¡Las vistas son vertiginosas!

Para relajarte, nada mejor que acercarte a pocos pasos a través de la nieve al mirador del Stotzig Egg, desde donde podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de los picos, cercanos y lejanos, de la Suiza Central. Pura emoción asegurada.

También tienes las opciones más dinámicas y atrevidas para disfrutar de estos parajes únicos de Suiza, como por ejemplo hacer puentismo, el salto de 140 metros al vacío te pondrá el mundo de cabeza. La descarga de adrenalina se disparará y el suelo estará cada vez más cerca. Disfruta de esta experiencia para valientes y para todos aquellos que lo desean ser.

¿Vas a perder la oportunidad de vivir un verano diferente? ¡Lánzate a vivir experiencias en las altas montañas alpinas! Y, si te subscribes en nuestro blog, seguirás descubriendo más sorpresas de este fantástico país llamado Suiza.